Un nuevo parámetro para evaluar la alineación sagital del raquis

Posted on Actualizado enn

En el volumen de European Spine Journal de junio se ha publicado un nuevo parámetro de alineación sagital: el ángulo lumbo-femoral.

Este nuevo parámetro es defendido por un grupo de origen chino. Se calcula entre la línea que une el punto medio del platillo de S1 con el centro de rotación coxo-femoral y la línea que va desde este centro de rotación hasta el punto medio del platillo craneal de L1.

Nuevo parámetro

El estudio que publican para defender la utilidad del ángulo en deformidad del adulto está basado en la comparación de una cohorte de voluntarios sanos y otra cohorte de escoliosis del adulto (ambas cohortes de pacientes llamativamente jóvenes, con una media de 37 años en los voluntarios sanos y de 41 en los de escoliosis). Calcularon todos los parámetros habituales de alineación sagital y calidad de vida, a los que se sumaron el cálculo del novedoso ángulo en ambos grupos.

El valor del ángulo es cercano a 0º en los asintomáticos y hasta 12º en los patológicos, existiendo una correlación negativa entre el ángulo y los parámetros de calidad de vida(r=-0,32 y -0,25) y positiva entre el ángulo y el dolor (r=0,32). La concordancia intra e interobservador del nuevo parámetro es casi perfecta.

Los autores destacan que este ángulo se calcula más rápidamente que otros de los parámetros previamente descritos.

Este nuevo ángulo se suma a unos cuantos parámetros ya descritos para la descripción de la alineación sagital del raquis y se publica en un volumen de European Spine Journal dedicado a artículos originales de balance sagital.

El tiempo nos dirá si este ángulo es de utilidad y es empleado por la comunidad de cirujanos del raquis, o si únicamente pasa a engordar una lista de parámetros meramente descriptivos de la alineación sagital de la columna vertebral.

AHF

Anuncios

SOBRE LA EMPATIA EN LA RELACION MEDICO-PACIENTE

Posted on Actualizado enn

Artículo tomado íntegramente de la Web Dolorypaliativos

Journal Club: El arte y la ciencia de la empatía.

¨La empatía tiene muchas capas, como las muñecas rusas, cuya esencia es conocer el estado emocional de otros… alrededor de esta esencia, la evolución ha creado capacidades más sofisticadas, como el sentir las preocupaciones los otros adoptando su punto de vista”.
De Waal.

¿Qué es la empatía?

Dr. Borrell, dice que la empatía obedece a la fórmula «empatía = simpatía + distancia terapéutica». Sin embargo no hay un acuerdo común para definir la empatía o como debe de ser conceptualizada en la práctica médica. Sin embargo se ha definido a la empatía como el “ponerse en los zapatos del otro” y hacerlo evidente en la relación con el paciente, ya sea a nivel verbal (‘‘ya veo que te sientes mal’’) o no verbal (una expresión facial acorde a la situación).

La empatía está integrada por 5 conceptos, como son: el trato humano, el estado profesional, el proceso de comunicación y la relación especial y afectiva con los pacientes.

Historia de la empatía.

La palabra empatía data desde el año 1880, cuando Theodore Lipps, psicólogo alemán, encuñó el termino “Einfühlung”, cuya traducción literal es “en el sentir”. Él usó este termino en el sentido estético al recalcar a un objeto como una obra de arte de acuerdo a los sentimientos aprendidos de una persona. Sin embargo la empatía es ahora, mayormente, considerada como un proceso o un evento en donde uno percibe y entiende la experiencia subjetiva de otra persona, en donde se requiere estar “abierto y respetar a la personalidad del otro”.

La empatía es el concepto central en la psicoterapia. Carl Rogers, quien estableció la terapia centrada en el cliente, reconoció la importancia de la empatía como una actitud en la relación terapéutica para alcanzar un resultado positivo; tratando de entender el significado de las experiencias personales de otros con el marco de referencia de acuerdo a las experiencia personal, en donde escuchar se convierte en una actitud crucial y activa para llevar acabo la empatía.

La empatía se diferencia de la simpatía, de la cordialidad y de la compasión; en donde la compasión se siente cuando se experimenta un sentimiento de lastima hacia las experiencias desafortunadas de una persona, pero con un sentido de paternalismo o condescendencia. La cortesía es no ofrecer una excesiva resistencia a las exigencias, caprichos o súplicas de quien las requiere. En el caso de un enfermo, el trato cortés se debe enmarcar en una relación de reciprocidad (una relación entre iguales) en el plano moral, que supere la vieja concepción paternalista de infantilizar al paciente y que excluya para siempre un trato de superioridad, de prepotencia y, en ocasiones, de despotismo. Un médico compasivo da a entender al paciente que celebra haber hablado con él o ella, sin necesariamente reconocer las emociones del otro. Y la simpatía incluye compartir los sentimientos de una persona, al sentirlos como propios a pesar de ofrecer condolencias (es un contagio emocional en donde el clínico sabe en todo momento cuáles son las emociones suyas y cuáles son las del paciente).

La empatía y su arte.

Se ha puesto al descubierto que las cualidades humanísticas de los profesionales de la salud, en especial de los médicos, se han dejado a un lado debido al enfoque científico que se les fomenta desde la facultad.

La orientación basada en las ciencias humanísticas, argumenta que la empatía requiere imaginación por lo que está más ligada a la literatura que a la ciencia.

La empatía y la neurociencia.

Las bases biológicas de la empatía, se postulan en investigaciones realizadas en primates con la teoría de las “neuronas en espejo” (sistema neuronal que también existe en los humanos) y en estudios basados en la presencia del sentimiento de “asco” en humanos.

Se puede hipotetizar que los humanos entienden las emociones de los otros, a través del mismo mecanismo neuronal por el cual se generan las propias emociones. Esto se puede evidenciar en el dolor, el cual tiene un componente sensitivo y afectivo; cuando una persona es testigo de alguien en dolor, se activan áreas en el sistema nervioso central implicadas en el proceso del dolor. En resonancias magnéticas funcionales se demuestra que al ser empáticos se activan centros de recompensa en el cerebro.

Se sugiere que al menos dos sistemas neuronales median la empatía: el “contagio emocional” y “perspectiva cognitiva”. Los cuales se refieren a compartir las emociones y reproducir las mismas emociones reflejadas de los demás, siendo esto esencialmente involuntario. Posteriormente, en este proceso de la empatía, se incluyen componentes cognitivos en donde uno infiere el estado de otra persona a partir de lo observado y experimentado.

¿La empatía es innata o se aprende?

Muchos concuerdan que la empatía y la comunicación son habilidades que se enseñan y se aprenden convirtiendo a la empatía en el punto central de muchos modelos de comunicación. Por otro lado, otros concuerdan que la empatía es innata la cual puede ser fomentada y desarrollada con una práctica reflexiva en un grupo de trabajo.

Ya sea aprendida o innata, se han creado evaluaciones como CARE (Consultation and Relational Empathy) que facilita la enseñanza y evaluación de esta habilidad.

¿Cómo se llega a la empatía?

Algunos de los factores que favorecen a la empatía es la posición interna del entrevistador que resulta crucial ya que se requiere de paciencia y coraje. Paciencia porque ante una persona que puede irritar al personal médico (ya sea por la lentitud, su mala expresión oral, su estilo hiperdemandante o culposo o simplemente su olor corporal), es muy difícil que se logre la empatía y coraje porque ante la imposibilidad de poder lograr la cura del paciente, el personal médico debe de sobreponerse para lograr el acto de aliviar y acompañar. En el estudio de Bayne, se estableció un modelo de siete niveles en donde se muestra las condiciones de facilitación y las barreras potenciales que pueden afectar la expresión de la empatía dentro del entorno médico. Siendo los primeros 5 niveles correspondientes al proceso médico y los últimos 2 al proceso del paciente:
1.- Cualidades del médico: incluyen los rasgos personales, la motivación del médico, la experiencia médica, la conceptualización de la empatía del médico y la flexibilidad del médico.
2.- Barreras internas: incluyen las amenazas internas del médico, el ego del médico, el cansancio y la simpatía del médico.
3.- Barreras externas: incluyen el sistema médico, las situaciones estresantes que se presentan en el entorno médico, el gran volumen de pacientes atendidos y el entrenamiento médico recibido.
4.- Empatía inicial: incluye la habilidad de escuchar del médico, el lenguaje corporal del médico, el servicio al consumidor y el tratamiento de la enfermedad ofrecido.
5.- Empatía genuina: incluye la compasión, la compresión, la autorreflexión y el trato a la persona.
6.- El rol del paciente en la empatía del médico: incluye la receptividad del paciente, la confianza del paciente al médico, el grado de comprensión del paciente al médico y la vulnerabilidad del paciente.
7.- Resultados de la empatía: involucra el compromiso del paciente, el éxito del paciente, la mala práctica del médico, la relación con el médico y el tratamiento individualizado dado.

El paciente sabe reconocer cuando un entrevistador adopta la frase de ‘‘veo como se siente’’ de forma indiscriminada y sin sentirlo, logrando desvalorizar la empatía, porque la verdadera empatía nace de la reflexión y del esfuerzo de reconocer al otro como portador de emociones.

¿Cómo se puede mostrar la empatía?

La comunicación humana funciona por unidades de significación, de aquí la importancia del concepto de marcador. Un marcador empático puede ser brevísimo en el tiempo, pero siempre da a entender que nos hemos percatado de la emoción del paciente y que compartimos esta emoción.

La empatía puede manifestarse mediante marcadores gestuales (una expresión facial de pena, tocar el brazo del paciente en sentido de apoyo emocional, etc.) o marcadores verbales (‘‘veo lo mal que lo está pasando’’, ‘‘comprendo cómo se sientes’’, etc.). La forma y el momento escogidos para proferir estos mensajes darán el valor funcional de estos marcadores

Algunos equivalentes empáticos importantes son:

– Confirmación de respeto: por ejemplo: ‘‘tómese su tiempo’’.
– Apoyo: por ejemplo: —a nivel no verbal— ofrecer un pañuelo cuando el paciente arranca a llorar.
– Confirmación de valía: por ejemplo: ‘‘usted es capaz de esto y mucho más’’.
– Juicio de legitimación: por ejemplo: ‘‘tiene derecho a sentirse así”, ‘‘es lógico’’, etc.
– Juicio de normalización: por ejemplo: ‘‘la mayor parte de las personas se sienten así”.

Estas frases, aunque conllevan un juicio (y por esto no son estrictamente empáticas), tienen a menudo una función equivalente. Dando como resultado que la empatía nunca debe de ser automática

Bibliografía

  • Lucas V. The art and science of empathy. European Journal of Palliative 2014; 21:2-5.
  • Gutiérrez M, Escarti A, Pascual C. Relaciones entre la empatía, conducta prosocial, agresividad, autoeficiencia y responsabilidad personal y socia de los escolares. Psicothema, 2011; 23:13-19.
  • Bayne, H., Neukrug, E., Hays, D, Britton, B. A comprehensive model for optimizing empathy in person-centered care. Patient Education and Counseling, 2013;93:209–215.
  • Borrel F. Empatía un valor troncal en la practica clínica. Medicina Clínica 2011; 136 (9): 390-397
  • Buckman R, Tulsky JA, Rodin G. Empathic responses in clinical practice: intuition or tuition? CMAJ 2011;183:569–571.
  • Issner JB, Cano A, Leonard MT, Williams AM. How do I empathize with you? Let me count the ways: relations between facets of pain-related empathy. The Journal of Pain. 2012; 13(2):167-75.
  • Bayne H1, Neukrug E, Hays D, Britton B. A comprehensive model for optimizing empathy in person-centered care. Patient Education and Counseling. 2013; 93 (2): 209–215.
  • Hernández J. Sobre las buenas maneras entre los profesionales de la medicina. Revista Clínica Española.2013;213:259-62
  • Wittenberg-Lyles E1, Debra PO, Demiris G, Rankin A, Shaunfield S, Kruse RL. Conveying empathy to hospice family caregivers: team responses to caregiver empathic communication. Patient Education and Counseling. 2012; 89 (1): 31–37

Resumen a cargo de Nancy Hernández Sánchez (Algología, INCMNSZ).

ACTUALIZACION DE LAS GUIAS DE DOLOR LUMBAR INESPECIFICO EN ATENCION PRIMARIA

Posted on Actualizado enn

Captura de pantalla 2015-06-21 a las 12.08.29

Aquí pongo el articulo original a texto completo con un  resumen de las recomendaciones que en él se concluyen:

En relación con la medicación, se recomienda en general el paracetamol como primera opción y los antiinflamatorios como segunda.

Otras opciones son el uso d opiáceos, relajantes musculares y benzodiacepinas y antidepresivos se pueden considerar, pero sus indicaciones varían considerablemente en función de los autores y las guias revisadas.

En relación con las manipulaciones, algunos autores la recomiendan, mientras que otros se posicionan en contra. En cualquier caso, si existe mejoría ésta es a corto plazo.

Los ejercicios específicos de la espalda tampoco están claramente recomendados con respecto a otro tipo como los ejercios aeróbicos (deambulación) o estar activos en la medida que los permita el dolor.  La mayoría de las directrices no recomiendan un tipo particular de ejercicios para el dolor lumbar crónico.

La mayoría de las directrices establecen que el pronóstico de un episodio de dolor de espalda baja es bueno. Esto es especialmente cierto para los pacientes con episodios agudos de dolor lumbar. Para los pacientes que se presentan con una duración mayor con dolor de espalda baja o con dolor lumbar recurrente el pronóstico puede ser menos favorable.

Esta actualización mostró que en general las recomendaciones de las directrices vigentes en materia de diagnóstico y tratamiento del dolor lumbar no cambió sustancialmente en comparación con las indicaciones emitidas hace una década, con la excepción de la generalización de pruebas de imagen sobre todos la Resonancia Magnética.  Otro aspecto en el que cada vez se hace más hincapié es en la valoración psicosocial integral del paciente.

En general se recomienda volver al trabajo tan pronto como sea posible con el fin de evitar la cronicidad.

ACTUALIZACION SOBRE LOS SUSTITUTOS Y EXPANSORES OSEOS EN CIRUGIA DE ARTRODESIS LUMBAR

Posted on

En este interesante artículo se revisan todos los productos, valorando los pros y cons de su uso. Se revisan las evidencias y costes económicos.

Aquí pongo una tabla-resumen procedente del original …

Captura de pantalla 2015-06-20 a las 11.30.54

En marcha el primer estudio sobre los efectos en la lumbar del calzado de suela curva

Posted on Actualizado enn

VALENCIA, 18 (EUROPA PRESS)

Investigadores de Fisioterapia y Medicina de la Universidad CEU Cardenal Herrera (CEU-UCH) y de la Universitat de València (UV) han realizado el primer estudio a nivel mundial sobre los efectos del calzado de suela curva en la región lumbar bajo el título ‘Effects of Unstable Shoes on Trunk Muscle Activity and Lumbar Spine Kinematics’, que ha sido aceptado para su publicación en el ‘European Journal of Physical Rehabilitation and Medicine’.

Así lo ha indicado la institución académica en un comunicado en el que ha detallado que desde mediados de los años 90 diversas empresas han introducido en el mercado un tipo de calzado "inestable", que se caracteriza por su suela redondeada o curva en dirección anteroposterior y un talón flexible. Según ha indicado, esta curvatura proporciona una "base inestable" al pie para "simular el caminar descalzo".

Hasta ahora, "escasos estudios científicos realizados se han centrado en analizar los efectos del calzado inestable en la musculatura de las piernas". Así, la investigación, liderada por el vicedecano de Medicine –Grado en Medicina bilingüe– de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Juan Francisco Lisón, ha estudiado las variaciones que el uso de este tipo de calzado provoca en la activación de los músculos erector espinal, recto anterior del abdomen y oblicuos del abdomen.

Al respecto, el profesor del Grado en Fisioterapia de la CEU-UCH, Pablo Salvador, coautor de la investigación, ha señalado que "estos músculos del tronco estabilizan la postura de la columna vertebral y están relacionados con el dolor lumbar de baja intensidad".

El estudio se ha realizado sobre 48 sujetos sanos, 24 hombres y 24 mujeres, que no habían utilizado anteriormente este tipo de calzado inestable, comparando la activación muscular que registran durante la marcha con un calzado de control.

En las pruebas, se ha seguido un protocolo de medición de la musculatura del raquis lumbar por electromiografía así como, mediante electrogoniometría en la misma zona, se han determinado también los grados de lordosis lumbar, o curvatura de la parte inferior de la columna, que se producen al caminar con ambos tipo de calzado.

PRINCIPALES RESULTADOS

Los resultados obtenidos en el estudio determinan que el calzado inestable mejora la actividad y la fuerza de los músculos erector espinal y recto abdominal del tronco en todas las fases de la marcha, en comparación con el calzado de control.

"El calzado de suela redondeada, que simula una superficie inestable, requiere una continua activación de los músculos del tronco para estabilizar la zona lumbar y mantener el equilibrio. Este aumento de la co-contracción de los músculos del tronco incrementa la estabilidad de la columna, lo que podría contribuir a prevenir o a aliviar el dolor lumbar de baja intensidad", ha asegurado Salvador.

Del mismo modo, los investigadores Juan Francisco Lisón, del Departamento de Medicina y Cirugía de la CEU-UCH, y Pablo Salvador, del Departamento de Fisioterapia de la CEU-UCH, y de los Departamentos de Educación Física y de Anatomía de la Universidad de Valencia Pedro Pérez, Salvador Llana y Daniel Sánchez-Zuriaga, que integran el equipo, han observado también un significativo incremento de la curvatura de la columna o lordosis en la zona lumbar al utilizar este calzado.

"Este mecanismo biomecánico natural es considerado como la mejor acomodación de la columna para absorber el impacto vertical al caminar", ha añadido Salvador.

NUEVA LÍNEA DE INVESTIGACIÓN

Los resultados obtenidos permiten concluir que el uso de calzado inestable "puede ser un método habitual de entrenamiento para fortalecer los músculos del tronco que mejoran el estatus fisiológico de la columna en la población sana". Además, en ejercicios de rehabilitación, este calzado "podría contribuir también a reducir el dolor lumbar de baja intensidad en aquellas personas que lo padecen".

Por ello, gracias a los positivos resultados registrados en este estudio, la línea de investigación en dolor lumbar del Máster en Atención Fisioterápica en la Actividad Física y el Deporte de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UCH-CEU iniciará una nueva investigación para comparar los beneficios del calzado inestable frente al calzado normal sobre pacientes con dolor lumbar, en colaboración la firma de calzado MBT, una de las pioneras en la fabricación de este tipo de suelas inestables.

9a33899f28a472386372caedab6d5ebb3da130f1.png

LOS HIDROGELES COMO REGENERADORES DEL DISCO

Posted on

En este trabajo se demuestra la no utilidad de los mismos, posiblemente debido a la fuga del hidrogel, y insisten en la posibilidad de que el problema venga de la no reparación del anillo fibroso, por lo que puede haber salida del mismo.