DEPRESION Y CIRUGIA DE FUSION

En este original que revisa de forma retrospectiva la evolución de 61000 pacientes, se comprueba como la existencia de una diagnóstico preoperatorio de depresión hace que el resultado sea peor en relación con la necesidad de  ingesta de opioides postoperatorios; ésto se podría teóricamente relacionar con la percepción del dolor en este grupo de pacientes, pero llama también la atención como existe un ligero aumento de complicaciones y posibilidades de reingreso. Además el coste del procedimiento resulta significativamente más alto a 1 y 2 años que en el grupo de pacientes sin depresión.

AH – EH

 

Anuncios